Fachadas de acero Corten

La última tendencia en revestimientos de fachadas

Especialistas en Diseño en Acero

Llámanos e infórmate más. Tel. 644 682 572

Expertos en revestimientos con Acero Corten

En ACERO PLUSS somos expertos en el revestimiento de fachadas de Acero Corten. Este material cambia naturalmente su aspecto con el paso del tiempo. Es resistente a la intemperie, produciendo un extraordinario acabado de óxido que lo protege de los fenómenos corrosivos.

El óxido crea una pátina superficial que se regenera constantemente y permite que el revestimiento de la fachada se «autoproteja», ofreciendo una solución muy duradera y de bajo mantenimiento.

Los diseñadores y planificadores tienen la oportunidad de imaginar superficies continuas capaces de establecer un diálogo visual con el entorno, gracias a su capacidad de cambiar progresivamente su aspecto con el paso del tiempo, utilizando ese «lenguaje formal» típico del acero, y explotando sobre todo sus características ornamentales.

Hoy en día, el Corten se utiliza en arquitectura como si fuera un revestimiento a medida, como un tejido, recortado, doblado, «estirado» y decorado con incrustaciones y labores que realzan sus cualidades elásticas.

ACERO+

¿Por qué utilizar Corten como material de revestimiento?

Utilizado inicialmente para la construcción de vagones de ferrocarril para el transporte de carbón, con el tiempo su uso se extendió rápidamente al ámbito artístico y arquitectónico.

El revestimiento de fachada de chapa Corten es versátil y se adapta a cualquier tipo de edificio y geometría.

A menudo se utiliza como elemento modular para el revestimiento de una fachada exterior, cuyo acabado oxidante siempre cambiante y las características de autoprotección contra la intemperie antes mencionadas hacen que este material sea especialmente atractivo para muchos diseñadores.

El acero Corten y sus características

Cor-Ten es una marca registrada de la empresa estadounidense United States Steel Corporation que identifica un material metálico concreto desarrollado en la década de 1930. Su nombre deriva de las propiedades físicas de este tipo de acero: resistencia a la corrosión (COR) y resistencia a la tracción o tenacidad, (TEN).

Las características de fuerza y resistencia a la corrosión que hacen de Corten una opción tan popular son posibles gracias a su composición estructural y a la particular distribución y concentración de los elementos de aleación añadidos al acero durante el proceso de producción, que actúan reduciendo el contenido de carbono y confiriendo una mayor capacidad de carga, pero sobre todo otorgando una excepcional resistencia a la corrosión

El proceso de oxidación en los revestimientos de Corten

El metal Corten está diseñado para alcanzar un punto de oxidación estable, en el que cualquier proceso de alteración posterior no afecta a la calidad del acero, aunque su coloración cambia con el tiempo.

Sin embargo, es difícil predecir el color final del revestimiento Corten desgastado con precisión debido a su superficie extremadamente reactiva. De hecho, no hay garantía de que la coloración sea uniforme a lo largo del tiempo.

La evolución del color de la pátina creada en los paneles varía y depende principalmente de factores ambientales externos como:

  1. Condiciones meteorológicas locales: temperatura media, orientación de los vientos dominantes, humedad
  2. Ubicación: clima industrial, urbano, marítimo o campestre
  3. Orientación de la fachada: exposición al sol o a la sombra
  4. Naturaleza corrosiva de la atmósfera

Para conseguir un recubrimiento antioxidante eficaz, es decir, para tener una pátina autoprotectora homogénea y uniformemente distribuida, la superficie metálica requiere un ciclo alternativo de condiciones húmedas y secas. El agua de lluvia y la humedad activan el proceso de oxidación.

ACERO+

Metamorfosis continua en el tiempo

La chapa Corten es una opción atractiva para los arquitectos, sobre todo por la continua metamorfosis que el acero oxidado adquiere en función del tiempo, la cantidad de luz solar y la edad del material.

La pátina del Corten puede variar desde un acabado rojizo-anaranjado en el primer periodo, (6 meses), pasando por un marrón claro a uno más oscuro en unos pocos años (2-5 años), hasta un color gris púrpura en un lapso de tiempo de aproximadamente veinte a cuarenta años.

Oxidación: pátina protectora y calidad estética

Cuando el acero Corten se expone al aire libre, se desencadena un proceso normal de oxidación que provoca la formación de una pátina superficial que, con el paso del tiempo, se convierte gradualmente en óxido protector que se adhiere perfectamente al metal base, haciéndolo inmune al avance de la corrosión.

La maravillosa paradoja del acero envejecido es que lo que lo protege de la oxidación es el propio óxido.

Control del agua y salud ambiental

También hay que mencionar que, para salvaguardar el acabado del material, es necesario un diseño y una gestión adecuados del caudal del agua.

Todas las juntas y perfiles deben estar diseñados para que el agua de lluvia pueda escurrirse, sin que se estanque. Es importante mantener el material bien drenado y fuera del contacto incluso de un montón de hojas húmedas.

El proceso de oxidación producido por la intemperie puede hacer que el agua oxidada gotee sobre las superficies adyacentes y las manche de forma permanente, o lo que es peor, puede provocar la contaminación del medio acuático local.

Sostenibilidad ambiental y económica

El acero Corten es un material que se caracteriza por su gran durabilidad y rendimiento, requiere poco mantenimiento y, sobre todo, es un material 100% reciclable.

La única forma de mantenimiento que se requiere es la limpieza periódica de la fachada, que consiste en el enjuague de las superficies y la eliminación de cualquier resto de contaminantes. En el caso de los revestimientos de fachada, la lluvia puede proporcionar la limpieza necesaria, manteniendo la pátina fuerte y compacta.

ACERO+

Para concluir sobre el Acero Corten

El carácter fuertemente expresivo del Corten, su reacción dinámica a las condiciones ambientales externas, que cambian progresivamente su color a lo largo del tiempo, nos hace pensar en la fachada arquitectónica, no como un elemento artificial, sino como un organismo vivo, adecuado en diferentes contextos de aplicación y, por esta razón, atractivo para muchos arquitectos y diseñadores.

Contacta con nosotros

Email

info@aceropluss.com

Teléfono

644 682 572

    4.9/5 - (34 votos)